Digitalización de negativos a color

Invertir una imagen negativa a color no es demasiado distinto a invertir imágenesen blanco y negro. En este caso nos encontraremos con el “Síndrome del tinte anaranjado” y las dificultades que esto genera son fáciles de controlar con los pasos siguientes. Utilizaremos luz de día para iluminar los negativos; nunca luz de tungsteno o el canal azul quedará oscuro y lleno de ruido. En este caso no deberemos confiar en la exposición automática de la cámara o en su balance de blancos.negativo color

Procedimiento simple

Invertir > Niveles automáticos > Gama, Contraste y Brillo en semiautomático o con corrección manual.

Procedimiento completamente manual

Invertir > Nivel manual de rojo > Nivel manual de verde > Nivel manual de azul > Nivel manual de RGB > Gama, Contraste y Brillo en semiautomático o con corrección manual.

Procedimiento manual 2 (en caso de error en el balance de blancos)

Disparar un fotograma a la máscara naranja > Seleccionar el color de un área de color naranja puro (desenfocar primero) > Crear una nueva capa > Seleccionar todo > Superponer > Llenar la selección con el color de la máscara de naranja puro > Invertir el color de la nueva capa > Mezclar capas visibles > Invertir imagen mezclada > Niveles automáticos (O ajuste manual).

Utilizar niveles automáticos con recorte de blancos ajustado a 0,1% y el recorte de negros ajustado a 0,01%. Para la mayoría de imágenes esto nos proporcionara unos resultados más que aceptables.

“Ajuste manual” significa que los deslizadores se posicionarán exactamente al principio y al final del histograma de la imagen.

En los dos primeros métodos podemos abrir simplemente la imagen capturada e invertirla, como si se tratase de una imagen en blanco y negro. Esto hará que obtengamos una imagen positiva con un tinte azulado-verdoso causado por la máscara anaranjada. El grado de este efecto dependerá del tipo de película. La aplicación de niveles automáticos normalmente permite eliminar este tinte, si bien a veces deja un contraste demasiado alto que nos impedirá realizar futuros ajustes.
Deberemos controlar en el histograma hasta donde deberemos mover los deslizadores. Algunas imágenes se verán mejor con los deslizadores situados al principio y al final del histograma, si bien hay otras imágenes que se verán mejor con los deslizadores situados en las proximidades del inicio y el final del histograma.

Procedimiento detallado (más control en caso de error en el balance de blancos personalizado)

Paso 1:
Disparamos un fotograma en el que la mitad sea del color de la máscara naranja y la otra mitad sea totalmente negra > Crear una capa de curvas > Hacer clic con el cuentagotas blanco en un área de la máscara naranja (previamente desenfocada) > Haremos clic con el cuentagotas negro en una zona negra (previamente desenfocada) > Invertir los extremos de la curva RGB > Guardar la curva.
Desenfoque: Disparamos un fotograma en que la mitad sea de color naranja y la otra mitad sea de color negro. Podemos obtener esto al principio de la película o, en caso necesario, podemos hacer dos fotogramas. Creamos dos archivos separados, uno naranja y el otro negro. Utilizando el Desenfoque Gaussiano, desenfocar fuertemente cada archivo. Esto nos permitirá tener los colores necesarios.

Paso 2:
Invertir (utilizando la curva guardada que nos permite convertir las imágenes en positivo) > Niveles automáticos > Gama, Color y Brillo en semi automático o con corrección manual.
Utilizar niveles automáticos con recorte de blancos ajustado a 0,1% y el recorte de negros ajustado a 0,01%. Para la mayoría de imágenes esto nos proporcionara unos resultados más que aceptables. Para un control más fino, controlaremos cada uno de los colores individualmente, ya sea en la herramienta niveles o en curvas, como expusimos anteriormente. Ajustaremos las áreas más oscuras de la imagen al valor “0” digital (el color negro absoluto, desplazando el deslizador izquierdo completamente al principio del gráfico) lo que hará que las zonas de sombras más oscuras pierdan un cierto nivel de detalle. La última parte del ajuste del histograma es mover el deslizador central para ajustar la gama, o los tonos medios de la imagen.

Procedimiento automático (con programa especializado)

Para invertir negativos podemos utilizar programas específicamente diseñados para este menester: VueScan de Hamrick Software o el plug-in para Photoshop “ColorNeg”, de C-F Systems.
En este caso, una vez tenemos el JPEG de nuestro negativo, todo lo que hay que hacer es utilizar el software para convertir la imagen en un positivo. Incluso podemos realizar un proceso por lotes para convertir varios negativos durante la noche. Las curvas de corrección que incorpora el programa quizás no incluyan nuestra película específica, por lo que posiblemente deberemos realizar algún ajuste a posteriori.

Digitalización de negativos en blanco y negro

Procedimiento: Invertir (utilizando eventualmente una curva especial) > Niveles automáticos > Convertir a escala de grises > Gama, Contraste y Brillo en semi automático o con corrección manual.carrete blanco y negro

Invertir una imagen negativa en blanco y negro para obtener un positivo es muy fácil. En Photoshop o en cualquier otro editor de imágenes similar todo lo que tenemos que hacer es “invertir” la imagen, haciendo una inversión de los tonos, utilizando la función específica o utilizando una curva específica. Normalmente el resultado tendrá falta de contraste; la imagen aparecerá “plana” y “lavada”, pero será fácil de corregir utilizando la herramienta “niveles” en la conversión al blanco y negro. En ocasiones será suficiente utilizar los niveles automáticos y, para obtener los mejores resultados, podremos ajustar manualmente la gama, el contraste y el brillo. Utilizaremos luz día o cualquier otra luz relativamente adecuada para iluminar los negativos, pero no existen otras restricciones en el uso de cualquier tipo de luz (excepto evitar sobrecalentar los negativos).
 

Copia de diapositivas

Debido a la gran densidad y contraste del que gozan las diapositivas, resulta complicado cualquier intento de copiarlas por el gran rango dinámico que necesitamos. Éste resulta normalmente mayor que el que la mayor parte de cámaras digitales pueden ofrecernos y por tanto resulta muy fácil perder tonos tanto en las sombras como en las luces altas.cambio diapositivas Resulta particularmente fácil sobreexponerlas, para ganar así detalle en las luces altas a costa de perderlo en las sombras. Esto suche de a menudo cuando utilizamos la exposición automática de la cámara, siendo en esos casos necesario aplicar una compensación de exposición comprendida entre -0,5 y -1 pasos, si bien el detalle en las sombras sufrirá. Este es, por descontado, el mismo problema que sucede cuando el sensor digital de la cámara debe capturar cualquier escena de alto contraste, y el motivo de que haya aparecido la optimización del rango dinámico en las cámaras DSLR. Por tanto, utilizar esta función en la digitalización de diapositivas podría sernos beneficioso.
Sin embargo existe un método que nos permitirá obtener con una cámara digital el máximo detalle y rango tonal posibles a partir de una diapositiva, la función de HDR (alto rango dinámico). El HDR nos ofrece un considerable beneficio en la mayor parte de diapositivas, si bien en ocasiones el efecto es muy sutil y la ventaja no es inmediatamente aparente.

Curso conceptos básicos de la fotografía en Madrid

Lo primero que tendremos que hacer antes de hacer la fotografía será elegir el tema, el asunto puede parecer obvio, pero en una misma escena pueden haber distintos temas, lo más importante será tener claro cual va a ser el tema de nuestra fotografía y tener en cuenta que cuantos más elementos existan en nuestra fotografía, más claro tendremos que tener cual es el tema para no confundirnos a la hora de la ejecución. Para ello el fotógrafo, deberá de saber organizar la escena para que no se disipe el tema principal, como ya comentábamos en anteriores artículos, la cámara no puede seleccionar por si sola cual es el punto más fuerte de la escena, sin embargo el ojo humano, si ya que es capaz de enfocar y desenfocar con muchísima facilidad.curso de fotografia

Todo dependerá también de la experiencia que tenga el fotógrafo, imaginaos tener que realizar una foto en una playa atestada de gente, sería muy difícil poder identificar cual es el tema principal sin perderse, con  toda la gente que debe de aparecer o en el paisaje de fondo, bien  la tierra o el mar. La mejor forma de tomar este tipo de fotografías sería subdividirlas en varias categorías. Podremos aislar los elementos que nos interesen para no distorsionar lo que queremos transmitir con ellas. Nos resultará más fácil y mejor tomar las fotos de forma individualizada, para ello podemos hacer una foto de una persona únicamente, o una foto panorámica de toda la gente bañándose en el mar o también una foto con el mar de fondo, de esta forma aislaremos los elementos de la fotografía para poder determinar claramente cual es el tema que hemos elegido.

Es difícil poder captar las imágenes que queremos con un mundo que cada vez se mueve más rápido, es importante para ello poder congelar esos instantes. Precisamente la cámara es el mejor elemento para poder hacerlo y las fotos en las que se explota al máximo la congelación de esos instantes son realmente buenas, en otras sin embargo, nos da la sensación de que los elementos de la fotografía están demasiado estáticos y es que el fotógrafo anteriormente ha podido colocar los elementos a su antojo para poder organizar muy bien el tema de la fotografía. Es muy importante también contar con la ayuda de buenos profesores, mediante las subvenciones destinadas a la formación para personas desempleadas se pueden realizar cursos del inem en madrid de forma totalmente gratuita. Diferenciaremos claramente las dos formas de hacerlo , la primera se trata de estar siempre pendiente para poder captar esas escenas que de forma espontanea suceden, claro está que de esta forma no podremos elegir cual es el momento más idóneo ya que la forma de hacerlo será totalmente espontanea sin poder preparar nada.

La otra forma se trata de elaborar las fotografías, teniendo especial interés en la colocación idónea para saber y poder determinar claramente cual es el motivo de la fotografía, en este tipo de fotografías toma un cariz muy importante el control de la iluminación, incluso se llega a controlar la iluminación natural. Si queréis obtener información de como realizar el curso sobre los conceptos básicos de la fotografia informaros aquí

Como evitar los robos del material fotográfico

Cada vez son más frecuentes los robos de material fotográfico tanto en la calle como en domicilios a través de este post voy a intentar dar una serie de consejos que quizas en un futuro nos harán ahorrarnos un posible disgusto.camara 2
Es importante saber.

Que hace algunos años los ladrones no podían diferenciar entre las cámaras digitales y las analógicas y es por ello que preferían robar las compactas, ahora eso ya no es así, todas las cámaras ya son digitales y valen un auténtico dineral y los ladrones lo saben, hay que tomar siempre ciertas precauciones sin llegar a obsesionarnos.

¿Cuáles son las precauciones más comunes?

Has de ser consciente en todo momento del equipo que tienes, de cuanto vale o de cuanto tiempo te ha costado reunirlo y después deberías plantearte que debes hacer para poder protegerlo. Debes estar preparado por si sufres el robo de tu material fotográfico, haz una fotografía de tu material, haz también un documento redactando de que se compone tu equipo, guarda una copia entre tus documentos y otra en tu ordenador por si acaso y sobre todo ten a buen recaudo la factura, con todos estos datos podrémos poner una denuncia en condiciones.

Precauciones en tu casa

Generalmente mientras no utilizamos nuestro equipo lo tenemos guardado en casa, pero debemos saber como protegerlo debidamente.
robo de camara 11ª Sabes como están las cerraduras de la puerta de tu vivienda, actualmente con internet los ladrones cuentan con ciertas ventajas que antes no contaban, lo comprendes “verás” te lo voy a explicar para que lo comprendas mejor imaginémonos vives en Madrid en una vivienda normal, la cerradura de la puerta de tu casa es la misma que traia la puerta cuando compraste el piso, pues bien, sabías que las empresas que se dedican a hacer cerraduras cambian los modelos de aperturas cada cuatro años, si cada cuatro años, funcionan igual que las marcas de coches cada cuatro años sacan los nuevos modelos, pues bien esto “los ladrones que son especialestas en abrir cerraduras” los saben y con las de post que hay en internet de como abrir tal puerta y tal cerradura imagínate, para ello es muy importante que llames a los cerrajeros de Madrid para que evaluen en que estado se encuentra tu cerradura, no pienses que el precio de cambiar es elevadisimo, sólo hay que tomar las debidas medidas de seguridad.

2ª Nunca dejes tu material fotográfico a la vista aunque esté dentro de tu casa, un material de alto valor siempre debe de estas debidamente protegido, es como si dejáramos una joya de gran valor a la vista  en la encimera de nuestra cocina.

3ªNo hables porque si del material tan valiso que tienes en tu casa, cuanto menos gente lo sepa muchísimo mejor.

4ªActualmente es obligatorio que todo hijo de vecino disponga de seguro del hogar obligatorio, generalmente en este sentido nos volvemos muy roñosos y es muy importante que sepamos que es lo que realmente cubre nuestro seguro de hogar, a veces con poco que aumentemos el pago de nuestra prima de seguros podemos cubrir el valor de nuestro equipo en fin todo es ponerse y mirarlo.

Precauciones en el exterior

Generalmente la mayoría de los robos son cometidos por puro despiste, en entornos urbanos, quien no ha estado en una terracita tomando una cerveza bien fría despues de una buena caminata realizando fotografias, pues bien este por ejemplo es el momento que utilizan los cacos para quitarnos nuestro preciado equipo no nos olvidemos de que ellos están trabajando mientras nosotros estamamos descansando y es el momento en que ellos suben la guardia y nosotros la bajamos.

1ª nunca pierdas el contancto con tu equipo si hay desconocidos en un entorno más cercano de 300 metros esto no es una exageración para una persona que esté en forma 100 metros los puede recorrer en 20 segundos jugando al despiste y después busca tu equipo haber donde lo encuentras.

2ª Ni se te ocurra dejar tu equipo en el maletero de tu coche, no vale el típico si no me han visto meterlo y por supuesto no lo dejes bajo ningún concepto en los asientos traseros de tu coche

3ª Cuando circules con tu coche asegúrate de tener los seguros puestos, no valla a ser que en un semaforo te virlen el equipo y las ventanillas también bajadas.

4ª “Ojo con las recepciones de los hoteles” no dejes tu equipo tras de ti mientras estás rellenando tu ficha, los ladores saben que en este preciso momento la gente momentaniamente se olvida de sus enseres más personales y está en otras cosas, por supuesto en la habitación no dejes tu equipo en medio de la habitación, déjala en la caja fuerte, si la habitación no dispone de caja pues déjala en la caja del hotel.

En fin estos son una serie de consejos que haran que tomadas las debidas precauciones podamos conservar nuestro preciado equipo fotogáfico que tanto trabajo, dinero y esfuerzo nos ha costado reunir.

Obtención de la exposición correcta

Cuando nos enfrentamos a una situación en la que la fuente de luz para una serie de imágenes tiene una intensidad fija, es normal que debamos encontrar una exposición que nos permita mantener un nivel consistente.serie de fotografias

Uno de los principios básicos del ajuste de la exposición a la hora de captar una imagen es producir una exposición correcta para la escena o el sujeto en cuestión. Eso permite manejar la amplia diferencia de niveles de luz con la que podemos encontrarnos y producir una imagen que no sea ni demasiado clara ni demasiado oscura, en donde se consiga el mayor rango tonal posible. Dado que las diapositivas fueron diseñadas para ser visualizadas a gran tamaño con un proyector, utilizando una iluminación con un nivel de brillo constante, suceder que aquellas que estén subexpuestas o sobreexpuestas se verán demasiado oscuras o demasiado claras, respectivamente, y ambas situaciones nos llevarán a una visualización defectuosa causada por la pérdida de detalle de la imagen.

Las imágenes negativas que se ven mal porque han sido expuestas de forma incorrecta, pueden “salvarse” a menudo en la etapa de impresión variando la exposición hasta un valor “corregido” debido a la mayor latitud de exposición que tienen los negativos. Estos son los principios sobre los que se realizan también las “reservas y quemados”, nombre que recibe la exposición selectiva de un negativo sobre el papel fotográfico de modo que nos permita revelar detalle en las sombras y en las altas luces que se hubiesen perdido si hubiésemos utilizado una exposición constante para todo el negativo.

Utilizar la exposición automática al copiar negativos puede resultar provechoso si vamos a utilizar una fuente de luz fija, porque la exposición se ajustará automáticamente en aquellos negativos que hubiesen quedado subexpuestos o sobreexpuestos originalmente. Sin embargo, esta idea sólo es válida hasta cierto punto, y sólo nos funcionará dentro de un cierto margen de corrección. Además debemos tener presente que, además, nos encontraremos con escenas que se han capturado deliberadamente claras u oscuras. Aquellas fotografías tomadas durante la noche tendrán un rango tonal más oscuro con pequeñas áreas de un brillo extremo. Lo contrario podría aplicarse en las fotografías tomadas en la nieve.foto en la nieve

Si bien la experiencia dice que las imágenes sobreexpuestas tienden a quedar bien con exposición automática (si bien aún podrían quedar mejor con un pequeño aumento manual de la exposición), no puede decirse lo mismo de las imágenes subexpuestas y de las fotografías nocturnas. En estos casos la exposición automática a menudo sobreexpondrá la imagen hasta hacerla inservible. Para prevenir esto necesitaremos compensar la exposición, tal y como lo haríamos en una diapositiva que se disparase a plena luz del día. En estas circunstancias, he podido determinar que una compensación de -2EV resulta suficiente en la mayor parte de ocasiones.

Aspectos sobre el rango dinámico con diapositivas y negativos

La película fotográfica es capaz de capturar un rango dinámico muy amplio. La película negativa en Blanco y Negro tiene la máxima latitud de exposición, seguida de la película negativa a color y siendo la diapositiva la que tiene menor rango de las tres. La película negativa puede capturar un rango comprendido entre los 9-10EV contra los 5-6 EV de las diapositivas, por lo que las primeras tienen menos pérdida en las sombras y mayor detalle en las luces altas. Este mayor rango dinámico se comprime para que quepa en la emulsión de la película debido al menor contraste de la película negativa.diapositivas y negativos Las dispositivas tienen un mayor contraste, lo que comporta un menor detalle en las sombras o en las luces altas, pero si bien el rango dinámico pueda ser menor la densidad en los extremos de la película diapositiva puede ser mayor, lo que le permite contener un mayor rango dinámico. Como consecuencia, las imágenes negativas exhiben un menor rango dinámico que las diapositivas.

Todo esto, en el momento de copiar las imágenes, se transmite en la necesidad de capturar el mayor rango dinámico posible siempre que digitalicemos diapositivas, dedicándole la debida atención a la exposición, al tener menor rango dinámico que los negativos, pero disponer también de una mayor latitud en la exposición. Esto es lo mismo que ya nos encontrábamos a la hora de disparar con cualquier película negativa. Por tanto, copiar negativos fotográficos será mucho más simple que copiar diapositivas. A la hora de utilizar una cámara digital para hacer una copia de un fotograma de película fotográfica, nuestra principal preocupación debe ser capturar siempre el mayor rango tonal que nos sea posible, dedicándole una especial atención a la retención del detalle en las luces altas. La pérdida de detalle en las sombras de escenas de alto contraste no es tan molesta para el espectador como la pérdida de detalle en las luces altas y, si bien lo mejor es intentar no perder detalle ni en unas ni en otras, en ocasiones veremos la pérdida en una de ellas será inevitable. En este punto conviene recordar que será muy beneficioso utilizar una fuente de luz que no sea excesivamente brillante, porque nos permitirá tener un menor contraste y un menor rango dinámico. En este caso se trata del mismo principio que utilizábamos al hacer copias en diapositiva de un fotograma, rebajar el contraste para capturar así el mayor rango tonal posible, y vemos que sigue siendo perfectamente vigente hoy en día al enfrentarnos con la captura digital.

Sin embargo, reducir la exposición no nos proporciona el mismo efecto. Puede resultarnos útil para conservar las altas luces, pero se consigue haga a costa rebajar el detalle en las sombras, del mismo modo que cuando aumentamos la exposición aumentaremos el detalle de las altas luces a costa del detalle de las sombras. Aumentar o reducir la exposición no altera el contraste básico o el rango dinámico de una imagen, que siempre será mayor que el que podemos capturar.
Estas son las mismas situaciones a las que nos enfrentamos cuando utilizamos una cámara digital en aquellas tomas que no podemos denominar “normales”. En situaciones de bajo contraste, el rango dinámico de la cámara será capaz de captar el rango tonal al completo, pero en aquellas situaciones de alto contraste es muy probable que no suceda lo mismo, y nos veremos obligados a perder detalle en las sombras, en las luces altas o en ambas.

Por este motivo se recomienda utilizar una fuente de luz calibrada como luz día, especialmente si es difusa. Esta iluminación nos proporciona una luz suficiente, sin llegar a ser excesiva, lo que nos permitirá seguir haciendo algunos ajustes en la exposición. Si se utilizase una luz más potente no obtendríamos unos resultados tan buenos. La solución ideal será una fuente de luz ajustable, pero en su ausencia, esta será la mejor solución.

Procedimiento de digitalización

Ajustes de la cámara
ajuste cámara
El proceso de trabajo sería el siguiente:
•Acoplar a la cámara un objetivo macro de 50mm (1:2) o de 100mm (1:1) para el negativo de 24x36mm.
•Encendemos la caja de luz y esperamos a que se estabilice la luz.
•Ajustamos el AF a manual.
• Ajustamos el modo “A” de prioridad a la apertura, y seleccionamos un diafragma de f/8 para obtener la máxima nitidez en todo el fotograma.
•Desactivamos el estabilizador “Steady Shot Inside”
•Seleccionamos el estilo creativo “Standard”.
•Ajustamos un ISO comprendido entre 100 y 400; en casos especiales podríamos llegar a necesitar utilizar ISO 800.
•Ajustamos el optimizador de rango dinámico a “DRO+”. En algunos casos podría ser necesario utilizar un ajuste más agresivo.
•Ajustamos la reducción de ruido a “Estándar”.
•Ajustamos el espacio de color a sRGB.
•Ajustamos el tamaño de imagen a L:24 y la calidad de imagen a X-Fine jpg. En algunos casos podríamos necesitar utilizar RAW (si realmente necesitamos la máxima calidad en el procesado) o la técnica de HDR.
•Utilizar un filtro corrector CC50B (azul) y CC50C (cian) para minimizar los efectos de la coloración anaranjada (opcional, sólo para negativos en color).
•Realizamos un ajuste de balance de blancos personalizado, midiendo sobre un fotograma en blanco de película negativa o a color y lo almacenamos en una de las memorias de la cámara. Si obtenemos un error en el balance de blancos, añadiremos más filtro corrector cian (o cian y azul) hasta conseguir la medición sin error. Esto funciona bien si nuestra luz es de 5500ºK. Si aún así no conseguimos la medición de balance de blancos, repetiremos la medición sobre el marquito vacío (sin película).
•Ajustamos el modo de medición a “Multi segmento”.
•Opcionalmente, podemos bloquear el espejo.
•Utilizaremos un disparador remoto para evitar movimientos en la cámara.
•Colocaremos el negativo a digitalizar frente a la cámara.
•Con los ajustes anteriores utilizaremos la previsualización para ver el resultado de un disparo realizado sobre un fotograma vacío de película negativa a color. El resultado debería ser un área uniforme de gris neutro.
•Comprobaremos periódicamente la nitidez de la imagen en el visor.
•Para obtener la debida consistencia en los resultados, repetiremos el balance de blancos cada vez que cambiemos el tipo de película negativa a color.

El plano del sensor de la cámara debe ser paralelo al plano del sensor del negativo para conseguir la máxima nitidez en el enfoque. Algunos soportes de copia incorporan ya ajustes que permiten realizar adecuadamente este ajuste. La transparencia o negativo deberá colocarse lo más plano posible. La caja de luz deberá estar completamente limpia, si bien para minimizar los posibles efectos del polvo (ya que las motas de polvo que pudieran estar presentes en la superficie de la caja de luz quedarían desenfocadas), dejaremos un poco de distancia (unos 10mm) entre la caja de luz y el negativo.

El procedimiento que se presenta aquí elimina automáticamente la coloración anaranjada producida por el negativo (en caso de que consigamos el ajuste de balance de blancos con el negativo en blanco).

Caja de luz

El requisito básico para una caja de luz es que nos proporcione una iluminación estable, confiable y consistente. Una de las posibles soluciones es utilizar un modelo comercial.caja de luz La pantalla mide unos 12×18 cm que, si bien no es mucho, es suficiente para un uso general. Si utiliza fluorescentes blancos calibrados para luz día es una ventaja, pero no es absolutamente necesario.
La iluminación utilizada en la copia es tan vital para la calidad final de la copia como el propio objetivo o el proceso de la imagen, porque la luz muy brillante produce imágenes con más contraste y mayor rango dinámico y, por eso, necesitamos métodos de iluminación muy fiables con independencia del equipo que utilicemos para la copia.
La solución económica: otra opción es utilizar cualquier caja de luz a la que le acoplemos una bombilla compacta fluorescente (como la bombilla de seguridad del cuarto oscuro) cubierta con un cristal esmerilado. Lo mejor es utilizar una bombilla marcada como “Photo“ de una temperatura de color de 5400ºK o “Luz día” con una temperatura de 6500ºK. Con una lámpara de unos 15W, podremos disparar incluso a ISO 100.

La A900 como escáner de negativos

Los propietarios de una A900 tienen la posibilidad de utilizar su cámara digital como un duplicador de diapositivas y negativos (tanto en blanco y negro como en color), lo que les permitirá ahorrarse mucho tiempo y dinero si lo comparamos con la compra de un escáner dedicado.a900 La A900, al ser una cámara de formato completo, nos permite disparar sobre fotogramas 24×36 con una magnificación de 1:1. El recorte que sufren los negativos de película 120 (6×6) también resulta aceptable.
Para fotografiar los negativos podemos sacar partido del enorme potencial que supone una matriz de más de 24 megapíxeles (compuesta por 6048 píxeles en horizontal y 4032 píxeles en vertical), que es comparable a la resolución que ofrecen algunos potentes escáneres de negativos. El proceso de copia se realiza muy rápidamente, si bien no dispondremos de la función ICE (Corrección y Mejora de Imágenes) que, de hecho, no funciona para las copias de negativos en blanco y negro.
Además, ajustando adecuadamente el balance de blancos, podremos eliminar la coloración naranja de los negativos desde la propia cámara ¡sin necesidad de postedición!
Equipo
Un punto muy importante es la correcta disposición sobre la caja de luz del negativo frente a la cámara (¡debido a la minúscula profundidad de campo!), de forma que nos proporcione una iluminación estable, fiable y consistente. Evitaremos montar la cámara sobre un trípode, ya que no será lo suficientemente estable.

Obtendremos los mejores resultados si utilizamos una columna de reproducción que nos permita ajustar con precisión la distancia entre el negativo y la cámara. Otra buena opción es utilizar cualquier tipo de columna que nos permita ajustar la posición de la cabeza que soporte la cámara.
También podemos utilizar la columna de una ampliadora (que, en ocasiones, tiene raíles para macrofotografía), lo que nos proporcionará una montura estable para la cámara.
Por último, también podremos utilizar un carril (o base de enfoque) para macrofotografía, montado en una superficie vertical que sea estable.